La Asociación para el Progreso y la Modernización de Córdoba FUTURA, con la colaboración de la Fundación Cajasol, organizó el pasado jueves día 24 de noviembre de 2016 a las 19:00 horas, en la sede de la Biblioteca Viva de al-Andalus (Cuesta del Bailío, 3), la charla-coloquio Una Mirada a la Ciudad Cultural. Córdoba más allá de 2016. En este debate intervinieron María Dolores Baena Alcántara, directora del Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba así como presidenta del Consejo Social de la ciudad; y el gestor cultural Francisco López Gutiérrez, ex director gerente del Gran Teatro de Córdoba. El acto contó con la moderación de Herminio Trigo Aguilar, Vicepresidente de la Junta Directiva de FUTURA.



En los primeros años de este siglo se generó un importante movimiento con motivo de la aspiración de ser Capital Europea de la Cultura en 2016. La ilusión impregnó todas las capas sociales de la ciudad y durante un tiempo generó el interés de la ciudadanía por el mundo de la Cultura. Aunque ese interés se motivó, en parte, por las expectativas de negocio que podría generar y, por supuesto, los puestos de trabajo que podría acarrear, un hecho también importante para la maltrecha economía cordobesa.

Al no alcanzar el objetivo, tras la nominación de San Sebastián, la frustración y el pesimismo desarbolaron las estructuras creadas, por más que los responsables institucionales propusieran su mantenimiento para que fueran el cauce de las manifestaciones culturales cordobesas.

Desde entonces se tiene la sensación de carecer de una adecuada y actualizada estrategia dinamizadora. Se ha echado mano de nuestro patrimonio histórico como eje vertebrador de actividades vinculadas a la cultura, aunque en la práctica se manifiestan como más interesadas en la rentabilidad económica, especialmente de cara a un turismo que aumenta sensiblemente. Los ciudadanos quedan al margen de todo esto y sólo las actividades que programan algunos museos, dirigidas a potenciar el conocimiento que los cordobeses tienen de su pasado histórico y cultural y la creación de asociaciones que participan activamente en la labor que hacen estas instituciones, mantienen el interés de la cultura por la cultura.

Las instituciones mantienen la inercia de los grandes eventos culturales: Festival de la Guitarra, Cosmopoética, Eutopía, la veterana Bienal de Fotografía, resurgida gracias al esfuerzo realizado por Afoco, y el Concurso Nacional de Arte Flamenco. Cabe añadir algunas iniciativas surgidas desde el entusiasmo de algunos emprendedores que carecen de calado social por la carencia de medios para desarrollarlas.

Desde FUTURA proponemos, por tanto, realizar una reflexión sobre lo acontecido durante estos últimos años en que se apagó el entusiasmo al no conseguir el objetivo de ser la Capital Europea de la Cultura y las estrategias que habría que desarrollar para que las expresiones de la cultura fuesen un eje importante de desarrollo de la ciudad y de los ciudadanos.

En este sentido, es primordial encontrar respuestas a los siguientes interrogantes:
  •  ¿Están cumpliendo las instituciones públicas con su papel de impulsoras de la Cultura?
  • ¿Debe centrarse el impulso de las actividades culturales básicamente en su rentabilidad económica?
  • ¿Debe crearse un organismo que aglutine, impulse y coordine las distintas iniciativas de las instituciones públicas y la iniciativa privada? Por el contrario, ¿es más eficaz que cada uno impulse sus iniciativas por separado?
  • ¿Debe existir un objetivo estratégico para el desarrollo cultural? ¿Sería necesario elaborar un Plan Estratégico de Cultura con una participación lo más amplia posible de instituciones, organismos, artistas, gestores y el movimiento ciudadano?
  • ¿Posee Córdoba las infraestructuras culturales necesarias? ¿Qué papel debe desempeñar el Centro Andaluz de Creación Contemporánea?
  • ¿Es adecuado desde el punto de vista estratégico, no solo de rentabilidad económica, el uso que se hace de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural?
Estas son algunas de las preguntas cuyas respuestas pueden contribuir a conformar una estrategia que sea lo más eficaz posible para el fomento y el impulso de la Cultura en Córdoba en beneficio de los cordobeses.