Vídeo de la mesa redonda
Una Mirada a la Ciudad: Economía y Empleo, Cultura y Ciudadanía y Participación


La Asociación para el Progreso y la Modernización de Córdoba FUTURA, ante la proximidad de las elecciones locales, considera necesario promover actividades desde la sociedad que aporten a la ciudadanía y a los partidos políticos algunas propuestas.
En este contexto exponemos sucintamente nuestra visión analítico-crítica de la situación de la ciudad en aquellas áreas que valoramos más determinantes de su futuro: Economía y Empleo, Cultura y Ciudadanía y Participación.


ECONOMÍA Y EMPLEO

En los últimos años la profunda crisis ha agravado aún más lo que ha sido una constante en la provincia de Córdoba: el desempleo. La tasa de paro es diez puntos superior a la media nacional, que es la más alta de todos los países de la Unión Europea. Se ha reducido un 3% el nivel de desempleo respecto al año 2013 pero esta cifra se empaña si tenemos en cuenta los datos crecientes de subempleo y el número cada vez mayor de personas con contrato a tiempo parcial, que perciben sueldos muy por debajo del salario mínimo regulado. Esto está causando gravísimos problemas sociales inéditos en nuestra democracia.
Si analizamos los factores económicos clásicos: los recursos naturales, los recursos humanos y el capital con que cuenta nuestra ciudad y su provincia, ninguno de ellos le falta a Córdoba. El déficit mayor aparece cuando analizamos su capacidad empresarial e institucional, que muchos economistas consideran el cuarto factor económico. La falta de un proyecto claro de ciudad, la visión parcial y cortoplacista junto a la escasa coordinación y generosidad institucional, la débil ambición empresarial para cambiar la realidad socioeconómica y las inercias y el apego excesivo al pasado de buena parte de la sociedad hacen que sea difícil avanzar. En cambiar esa realidad está el reto que a nivel individual y colectivo debemos afrontar.


CULTURA

La cultura ha sido en los últimos tiempos un factor relevante para el desarrollo de la ciudad. Las apuestas por conseguir el nombramiento de Ciudad Europea de la Cultura en 1992 y 2016 demuestran este empeño, si bien, por distintas razones, aquel objetivo no se consiguió. Después del último desengaño por no alcanzar el nombramiento, la ciudad ha entrado en una atonía que sólo se ha visto compensada por el mantenimiento de los grandes eventos: Festival de la Guitarra y Cosmopoética, y, reducida a la mínima expresión, Eutopía.
El fomento de las actividades culturales y la participación de la ciudadanía también han experimentado un frenazo. La iniciativa privada, que ha reducido notablemente su participación y mecenazgo, no ha suplido las carencias de las manifestaciones culturales públicas.
No se ha resuelto uno de los déficit tradicionales de la ciudad: el de equipamientos culturales que permitan acontecimientos de gran relieve. No existe un lugar de exposiciones capaz de albergar grandes eventos. El C4, un poderoso edificio ya terminado, aún tiene pendiente definir su papel.
El patrimonio histórico, tan importante para Córdoba, se ha visto severamente dañado por la actitud del Cabildo con referencia a la Mezquita-Catedral y que ha dado una imagen muy negativa de la ciudad.


CIUDADANÍA Y PARTICIPACIÓN

El análisis de esta área requiere una reflexión en torno a la democracia participativa, cuyo objetivo central es que el ciudadano no limite su papel al ejercicio del sufragio, como ocurre en la democracia representativa, sino que asuma un rol protagonista, activo y propositivo dentro de la política en sus distintos niveles y ámbitos.
Básicamente, se persigue que el ciudadano a través de mecanismos prácticos de participación se involucre en las decisiones que le afectan, proponiendo iniciativas, promoviendo debates, pronunciándose a favor o en contra de una u otra medida, así como vigilando y verificando su implementación.
El ideal que promueve el sistema democrático participativo es el de una sociedad más justa, plural y con mayor inclusión social, que se reconozca en los valores de la concertación, la tolerancia y la colaboración.
Desde esta perspectiva valoramos que nuestra ciudad presenta una crisis de participación, con carencias que evidencian necesidades de cambios y ajustes que tomen en consideración la nueva realidad social, económica y de comunicación.

Esta visión se aporta a modo de introducción a una mesa redonda que celebraremos el próximo día 6 de mayo, en la que por ponentes con conocimiento y experiencia en las tres áreas seleccionadas se expondrán propuestas, orientadas al progreso y modernización de la ciudad, cuyo impulso y dirección, sin perjuicio del ámbito competencial en que se inserten, corresponderá básica y fundamentalmente al gobierno municipal resultante de este próximo proceso electoral.

(Artículo publicado en Diario Córdoba, 4-5-2015)